lunes, 22 de febrero de 2010

Consultoría Artesana

Dicen que unas de las necesidades del ser humano es la pulsión tribal, la necesidad de pertenecer a algo que le trascienda, la protección (física o espiritual) del grupo.

Las ventajas de la colectividad, de la colaboración, del soporte mútuo son obvias. Desde la biología a las ciencias sociales dan cuenta de ello, el problema es qué precio se paga?, cuanto hay que anular al yo, para pertenecer al nosotros? Y dónde están los límites? Hay un nosotros válido por agregación de unos yo’s que ya no son nadie? (tenemos lamentables ejemplos corporativos, militares, religiosos, sentimentales…alrededor para imaginar una respuesta).


Nos hemos vuelto cada vez más individualistas, pero también es cierto que nos enfrentamos a retos complejos que requieren de la cooperación y del asociacionismo. Inquietante paradoja.

Así que las preguntas (me temo que sin repuesta) también son obvias:
¿Se puede ser grande sin dejar de ser pequeño? ¿Se puede crear un nosotros sin que nadie tenga que dejar de ser ella/el misma/o? ¿Se puede recuperar el sentido de lo que hacemos más allá del estímulo transaccional (en el sentido más amplio)? ¿Se pueden construir relaciones sólidas sin perder la flexibilidad que demanda “nuestros tiempos”? ¿Se puede vivir expuesto sin caer en la fiebre mercantilista? …

Pues no sé, pero un grupo de profesionales llevamos tiempo trabajando juntos y la observación de nuestro quehacer nos ha llevado a buscar respuestas a estas y otras preguntas similares. Explicándonos quien somos y qué hacemos, reconociéndonos iguales a pesar (y gracias) a las diferencias. Destilando aquello común entre la diversidad. Dibujando nuevas rutas, mapas nuevos para un mundo en el que ya no sirven las consignas corporativistas del pasado. Recuperando sabidurías de otros pasados : nos sirve la metáfora de la Artesanía, los Gremios, los Talleres…
Tradición e Innovación?! me preguntaba alguien hace unos días y en su sonrisa dejaba ver que él tampoco veía la contradicción con la que pretendía provocarme.


Estos días, ese grupo de personas hemos publicado una Declaración. Una declaración de principios que nos unen y nos conectan con muchos otros que se identifican con nuestra forma de entender la profesión…y de alguna forma, la vida.


Si quieres visitarla ves aquí y si te gusta, déjanos un comentario. Nos gustará conocer tu opinión. Estamos trabajando para mejorar la conversación, que de momento se da a través de los blogs.


Que de dónde hemos salido? Pues de ningún sitio y de todas partes: gente corriente que se ha conocido a través de la Red, que se ha reconocido trabajando en proyectos, que se ha encontrado en lugares físicos y virtuales (aunque reivindico los primeros) para compartir, dudar, construir…

El proceso lo explican muy bien mis colegas, así que no me repetiré:


Julen nos cuenta lo que ha llovido desde el 2003 cuando empezó su proyecto Consultoria Artesana en Red


Miquel nos explicaba como “una verdadera conjura de ignorant@s, imprudent@s, terc@s y obstinad@s consultor@s…” confabularon para verse primero en Segovia y tras unos meses y recientemente en Málaga, dónde se cerró la declaración que hoy podéis leer


Manel, nos hablaba estos días de Identidad, Prácticas y Valores artesanos . No os perdáis su video…el mundo sin artistas sería tan aburrido!


Amalio se siente como “un niño con zapatos nuevos” como tod@s, porque esto es un juego [no] serio ☺


Anna, tan hábil a la hora de emocionarnos nos presenta su visión del making off video incluído también; y a ella le debemos, entre otras cosas, el diseño del logo, que respeta la forma común y los matices individuales con el juego de colores para cada uno de nosotros.


Dolors , una continua fuente de inspiración de cómo la tecnología nos ayuda a desarrollar nuevas formas de aprender y relacionarnos.


Nacho, que con un rigor conceptual extraordinario estira de los hilos que darán forma a esta red


José Miguel, que me tiene entregada a su saber estar, escribió una de las crónicas más lúcidas de las jornadas de Málaga


Santi (@vigoncas) el mago de la tecnología y al que le debemos además de la constatación de que humanismo e ingenieria no son incompatibles, la página web que aloja la declaración.

Luis, al que algunos tenemos el privilegio de conocer ☺ nos enlaza en su última entraga algunas reflexiones sobre el proceso que nos ha traído hasta aquí

Carmen, comparte con nosotros su pasión por la artesania


Alfonso que nos tiene contenidos mientras se traslada de ciudad y lugar de trabajo, pero que cuando empiece a contar nos van a conocer hasta en la Isla de Pascua.



Mi tributo a todos ellos, mi agradecimiento público por formar parte de esta banda y mi invitación a que nos acompañes si crees que a veces, vale la pena intentar una pequeña gran revolución

Salud Artesanos!

13 comentarios:

Anna dijo...

Gente corriente... no sabes cómo me gusta este apelativo. Creo que has encontrado la mejor manera de definirnos. :-)) ¡Un post magnífico, colega!

mkl dijo...

"We few, we happy few, we band of brothers" que decía Shakespeare a través de Henry V en la mejor arenga escrita para construir un nosotros. No hay ningún nosotros sin unos cuantos yos, pero tampoco podemos reconocernos sin contar con la mirada de los otros. El equilibrio es jodidamente difícil, pero en esas estamos y ¡vaya! que vamos lográndolo...

cumClavis dijo...

Espero contribuir contigo a responder a estas "preguntas sin respuesta" colega. Todo un reto donde los haya!!

Un abrazo,

José Miguel Bolívar dijo...

Nunca me había imaginado a mí mismo como integrante de un banda que dibuja nuevas rutas en mapas nuevos, pero me encanta :-)
Genial el post, compañera artesana

Odilas dijo...

A mi también me gusta mucho Anna :) si es que no hay más cera que la que arde. Petons y gracias

I agree Sir Miquel!

Pues sí Manel, hasta dónde lleguemos, pero no te vayas muy lejos :)

Ya ves JM, sólo nos faltan unos gorros de exploradores. Un abrazo.

Yoriento dijo...

Como espectador y oyente, por una vez casi en silencio, no por sabiduría sino por motivos ajenos a mi voluntad, descubro casi todos los días el privilegio y el disfrute de haberme juntado con vosotros/as.

Besos.

tic616 dijo...

Jopé vaya pedazo de post y qué bien has narrado las inquietudes vitales (?) que nos han traído hasta aquí. Me encanta lo de las preguntas... me siento tan retratado, sobre todo por mi perplejidad por no tener ni idea de como responderlas :) menos mal que ya habéis empezado a hacerlo.

Lo del privilegio por conocerme permíteme ponerlo en duda :) - al revés sí, sin duda alguna.

Saludos "gente corriente" pero al mismo tiempo "muy extraordinaria"

Odilas dijo...

Aquí, disfrutando de tus estrepitosos silencios Alfonso. Bonito tu comentario. Suerte con el trasiego y hasta pronto.

ME alegra que te haya gustado Luis. Compartimos perplejidad, que no es poco...y alguna que otra batallita.
Un abrazo..de esos corrientes :)

Nacho Muñoz dijo...

Qué buenas las preguntas...
Cuando se trasciende la propia individualidad para "protegernos" en una organización superior se corre el riesgo de uniformar a todos sus integrantes. En esta barrio que se está montando esa afirmación no tiene sentido y se descarta.
Genial.
Besos.

Julen dijo...

Seguimos despacio. No hay prisa. Tenemos que hacer el tiempo sea un aliado.

Odilas dijo...

Así es Nacho. Trabajaremos para minimizar ese riesgo y mantener un sano equilibrio. No va a ser fácil, pero nos haremos compañía :) Un abrazo.

Sí Julen, despacio, que a veces los que aún somos jóvenes :) caemos en la impetuosidad desbocada. Un abrazo maestro.

Amalio A. Rey dijo...

MJ, llego tarde, pero con ganas. ¡¡gracias!! por tu cronica hiperenlazada, y esa pluma tan peculiar con que describes las cosas. Coincido en que estamos explorando nuevos caminos, es un juego serio, un descubrimiento, una reafirmación de sentimientos. La idea del "y en lugar del o" es desafiante, y pienso que está presente en todo lo que hacemos. Unir conceptos al parecer contrapuestos (yo-nosotros, grande-pequeño, solidez-flexibilidad) y encontrar la conexión entre ellos... está presente en todo lo que hacemos... saludos, artesana!!

Odilas dijo...

Amalio, yo también me retraso en responderte...y es que llevo días poco digital.
Seguiremos descubriendo mundos hasta que el cuerpo y la ilusión aguante.
Celebro compartir contigo parte del trayecto.
Un abrazo colega!