viernes, 6 de marzo de 2009

I have a dream

Cuando un profesional decide (si es que algo así se decide en el pleno sentido del término) ser consultor, tiene dos opciones: O trabaja en una Empresa (unifico -consciente del abuso-, de consultoria industrial) o trabaja como Freelance (abuso de nuevo, al estilo de consultoria artesana).

Por disculparme por los abusos, diré que ni todas las empresas de consultoria funcionan de forma industrializada, homogenizando su oferta y produciendo sin ningún sentido de ética ni estética profesional, ni todo autónomo por el hecho de serlo, atiende a valores sublimes.

Pero lo que es cierto es que el entorno condiciona. Y que desde los Valores, el sentido de Equipo y el Liderazgo, hasta el portfolio de servicios o los procesos de producción, se ven mediatizados por el modelo de organización al que optas.

El hecho es que hay pocas alternativas. Hay pocos territorios habitables entre las dos opciones. O eres empleado en una Empresa o eres Freelance.

La gran Empresa dispone de una marca, de una estrategia comercial, de unas garantía de seguridad(técnica, financiera, legal…) para tranquilidad de sus clientes, de unos espacios ya definidos de relación, de conocimiento paquetizado y disponible para ser reutilizado en cualquier momento por cualquiera de sus miembros, de departamentos de RRHH que han seleccionado con rigor la calidad profesional de los empleados, de mecanismos y procedimientos que reducen los costes de transacción, de gerentes que ya conocen a sus equipos y son capaces de combinar las habilidades necesarias para cada proyecto....(?!)

Todo eso y más tienen las empresas, que los aislados y fragmentados autónomos no tienen. ES por eso que existe la Consultoria Basura.
Esta modalidad permite a los autónomos ofrecer sus horas, su talento y su energía, a esas grandes Empresas sin las cuales, sería imposible acceder a determinados clientes y proyectos. Proyectos muchas veces impensables por sus dimensiones y características, por la mente de un artesano consultor que no acaba de entender para qué sirven y cómo se gestionan, tantos puñados de euros.


Yo sueño con profesionales, digamos autónomos que un dia decidieran organizarse para:

• Asociarse para acceder a proyectos directamente, sin complejos, sin intermediarios

• Dinamitar cualquier obstáculo que no aporte valor en su carrera hacia el servio al cliente

• Demostrar que somos muchos(potencialmente todos), dispersos, singulares y distribuídos, pero que tenemos la capacidad de colaborar y organizarnos para atender una necesidad

• Montar equipos especiales para proyectos únicos. Sin ligaduras a productos, a stock de personal o conocimientos, o a planes de producción

• Aprovechar la diversidad que permite la red. Invitando, mezclando, combinando disciplinas de lo más dispares, de lo más necesarias tantas veces en los proyectos!

• Trabajar todos para todos. Todos comerciales de todos, Todos al servicio de los proyectos de cualquiera (nadie te va a quitar un cliente, la confianza es personal e intransferible!)

• Ofrecer soluciones y no Portfolio. El Portfolio es tan amplio como la red…tendiendo a infinito

• Disponer de grandes repositorios de información y conomiento, abierta, compartida y en contínua evolución

• Abolir las comisiones sin valor y los costes de sobreorganización. Cada uno recibe lo que aporta al proyecto y nadie se beneficia del trabajo ajeno. El beneficio está en la dinamización de la actividad y en la potencia de la acción colectiva

• Centrar los Proyectos en las personas, visibles, dignas, protagonistas, singulares, pero presentadas al mercado como una marca común que refleja calidad y una nueva forma de hacer las cosas

Cuando explico esto por ahí, acabo hablando de Hollywood (seguro que se lo debo a alguien). Bajo esta marca existen Empresas (todo un ecosistema!) que hacen Proyectos (Películas) y que en cada uno de ellos se escojen a los idóneos actores, directores, técnicos…para la historia concreta que se quiere contar. Pero la marca es la fuerza, el distintivo de calidad y confianza (bueno quizás no es el mejor ejemplo, ahora que pienso ;-)

Sólo en los último días, Algunos provocan , otros Investigan el arte de la coctelera , otros se ponen a multiplicar , otros hablan (continuamente) de cambios. Cosas muy raras, pero como decía aquel, conexiones cósmicas.

Aquí, está pasando algo, y como anuncian los de Hollywood: ….Coming Soon

18 comentarios:

Julen dijo...

No puede ser de otra forma. Este mundo (e incluyo al mundo laboral) es de nosotras, las personas. Y tenemos que hacer un uso responsable de él y contribuir para mejorar en lo que podamos.
Somos muchas las personas que estamos empeñadas en ello. No cabe duda.

Gemma Urgell dijo...

Odilas, yo también tengo este sueño. Y más cuando disfrutas de un proyecto que haces en una empresa (grande) porque crees en lo positivo que está siendo para la organización por la que trabajas. Pero una parte de esta empresa grande (quien gestiona los €) no tiene la misma motivación que tu y sólo encuentran obstaculos y esto te desmoraliza. Esta ha sido mi triste historia de hoy. Por eso, me ha venido muy bien tu post. Also, it is my dream! Besos.

José Carlos Amo Pérez dijo...

Odilas,

yo también estoy por esta línea, también participo de éste sueño. Creo que es la forma natural de organización hacia la que vamos avanzando.

Gracias.

mitus82 dijo...

Totalmente de acuerdo! Deberíamos plantear una pltaforma para colaboraciones de este tipo

José Miguel Bolívar dijo...

Comparto tu visión, Odilas, pero sin pecar de exceso de optimiso. Hay mucha gente con mucho que perder en la transición y sin duda intentarán mantener el statu quo. No dudo en cualquier caso de que el modelo que sugieres se acabará imponiendo, aunque lleve tiempo.
Gran post.
JM

mkl dijo...

Tengo mis problemas, ya lo sabes, para hacer del sueño algo concreto. Es cuando me pregunto sobre el cómo cuando el sueño se me hace difícil. Naaturalmente tiene que ser difícil hacer un sueño, realidad, así que cuanta conmigo, como también sabes y sé que lo haces.

Esto es lo que me preocupa: En esta red que ya existe ¿podemos identificar una sub-red y que se presente ante terceros, bajo una marca? ¿Se mantendrá entonces esta cualidad de red distribuida? ¿Incluimos y excluimos nodos en base a algún criterio? Ahora esa conexión es espontánea y abierta, cuando sea marca... habrá que cuidar de ella, de la marca, de una subred que responderá ante terceros... La cosa tiene claroscuros... que igual dan para un post de debate blog2blog ;-)

Elucubremos, pues...

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Eu me cisco en tols os premis, por tanto escribo, hago belleza, excelencia, hermosura de la sátira poética, algo que ya nadie hace, no se sabe, se perdió ese poder de tener a raya de risa a los poderes establecidos para dominio de los hombres, por servidumbre voluntaria de los más, que son siempre los bellacos. Pásese por mi blog y disfrute del arte del soneto satírico, entre otras cosas, sobre todo en el tiempo que fue de Carnaval, y peque en Cuaresma...

Saludos para la relaizadora de un lugar tan pulcro, oh!

Yoriento dijo...

Estaré atento a la cartelera... Aunque soy un espectador, si no desencantado, sí que escéptico y que hace tiempo que no va al cine porque lo ponen todo doblado ;-)

Tal vez aquello de las microexperiencias pueda generalizarse también para este ámbito. Empecemos a mirar qué de lo que se hace, merece la pena replicar, aunque sea pequeño y por partes.

Buscar modelos puede ser un buen paso inicial, no? Pero no es fácil porque mucho se hace de puertas para adentro, es poco transparente y evaluable.

Aunque todos digan, o digamos que tenemos el mismo sueño, tal vez si nos fijamos no hacemos otra cosa que lidiar como podemos con nuestras pesadillas. :-)

Por cierto, ¿tienes un blog muy "pulcro"? :-)

Nacho Muñoz dijo...

Interesantísimo.

Hago matices: se dice que el consultor puede trabajar como:

*Empleado de empresa: portfolio vs soluciones, modelos estáticos, honorarios injustificados, feo, malo...
*Freelance: artesanía, dedicación, compromiso con resultados reales, honorarios razonables, bonito, bueno...

Yo creo que en esta ecuación falta la consultoría PyME, que defiendo que no tiene por qué ser basura: consultoría compuesta por uno/s socio/s que buscan consultores artesanos (venga, abuso yo también), que sí, son empleados, pero constituyen miniempresas dentro de la marca, freelance con salario fijo, que buscan el desarrollo personal y profesional (ámbito de la persona) y el desarrollo corporativo (ámbito de la marca que le ofrece la nómina).

De alguna forma este tipo de sociedades son ya agrupaciones reales, son sueños realizados como el de Odilas. De hecho, me gusta pensar que dirijo una empresa como esta que describo...

Pero es muy difícil contar con un consultor que sepa ser artesano y asalariado, es muy difícil encontrar un profesional que, a cambio de una nómina, te entreguen el compromiso por la marca y la dedicación orgullosa a sus funciones. Es difícil buscar y encontrar por parte de la empresa, pero la persona que busca una organización de este tipo la encuentra. Os encuentra a vosotros, por ejemplo, o encuentra PyME´s que son de este tipo que, habiendo pocas, también existen.

Por eso me llama tantísimo la atención este post. Porque me encantaría estar cerca de personas con inquietudes y actitudes profesionales como las que aquí se describen. Me gustaría colaborar para avanzar en este tipo de agrupación llegado al caso (apriori sin intereses corporativos de por medio, aviso).

Saludos (y disculpas por el rollo soltado),
Nacho Muñoz

cumClavis dijo...

María Jesús, cuenta conmigo para hacer tu sueño realidad... suscribo cada una de tus fantasías

Odilas dijo...

@julen, hay mucho por recuperar, pero es alentador ver a tantas personas “empeñadas en ello”. Tu eres un claro referente. Seguiremos empujando

@Gemma, Me alegro de haberte alegrado un poquito el día. Ya me contarás, y soñaremos juntas ;-)

@José Carlos, gracias por pasarte. Tú eres el de las conexiones cósmicas!

@mitus82. Estoy de acuerdo, pero yo apuesto más por desarrollar las relaciones y luego la plataforma. Al final, las cosas emergen cuando responden a una necesidad real y consolidada.

@JM, en realidad tampoco es cuestión de convencer a nadie, ni de que todo el mundo esté en un determinado modelo. Sólo crear alternativas, para que cada uno elija.

@mkl, da para mucho debate. Es verdad que hay claroscuros. Y creo que la única forma de aportar luz es jugando con la realidad y no teorizar demasiado. La práctica nos dará muchas claves que ahora parecen agujeros negros de dudas y miedos. La práctica y las elucubraciones que hagamos, en los blogs, en las barras…dónde sea ;-). Sé que cuento contigo, y es un lujo compañero.

@agustin, gracias por tus palabras, aunque confieso que las he tenido que leer un par de veces para entender. Iré a visitarte a tu casa. Y gracias por lo de pulcro, mis amigos del barrio se han burlado mucho de mi, de purita envidia. Un saludo

@Yoriento, me encanta tu sentencia: “Aunque todos digan…” En realidad es así. Te debo cosas de lo de microexperiencias, a veces me atasco ;-(. Hablamos. Sobre la pulcritud…corramos un tupido velo ;-)

@Nacho, nada de rollo, tu aportación es interantísima. Es verdad que entre los extremos que describo hay infinidad de propuestas y proyectos empresariales que combinan con elegancia lo mejor de cada opción. No conozco tu empresa, pero tu reflexión es representativa y alentadora. Te diría que “a cambio de una nómina” pocos (al menos yo) no te “entregaria compromiso por la marca”, que la moneda de cambio son otras cosas, que la pasión no se exige, se fomenta, y que la vinculación emocional no se compra, no tiene nada que ver con la retribución económica. Ya sé que no estás diciendo esto, pero hay Pymes de tantos colores como almas de sus líderes. Algunas replican modelos de grandes Empresas (las feas) y otras son “Posadas” deliciosas en las que quedarse a construir sueños colectivos. Se agradece tu colaboración. Estaremos cerca. Un saludo.

@cumClavis, ;-) Soñaremos juntos. Qué es la vida sin fantasía!

Andrés dijo...

Creo que es un aporte sustentable y también digno de ser puesto en proyectos interpersonales.
Gracias

Odilas dijo...

...a tí por pasarte por aquí Andrés.

Anna dijo...

Me sumo a tu sueño, Odilas. Y añado que sí que nos podemos beneficiar del trabajo ajeno: no en términos económicos, pero en aprendizaje el sumatorio puede ser brutal.

Josep Julián dijo...

Odilas: Entro a tu post por referencia de Alberto y la verdad es que me ha gustado. Personalmente, he de confesar que como consultor he trabajado para organizaciones enormes y he ido bajando de tamaño hasta el momento actual en el que tiendo a no tener más recursos que yo mismo. Y he de confesarte que nunca he sido más creativo que ahora. Lo que propones es el trabajo en red que algunos ya estamos experimentando con gusto, aunque es cierto que todavía no nos fiamos demasiado de quien "no le vemos los calcetines". En cualquier caso, hay pocos placeres más gratiticantes como consultor que poder prescribir a alguien que no seas tú mismo para satisfacerle una necesidad que no está a tu alcance.
Bueno, un saludo y hasta pronto.

Odilas dijo...

Josep, ha sido un placer leerte. Coincido contigo en el evolución menguante en tamaño y creciente en creatividad y productividad.
También sobre el placer de llamar a otros para llegar a dónde tu no puedes.

Me gusta lo que comentas en tu blog sobre la confianza en uno mismo y sobretodo sobre la honestidad de centrarnos en lo que sabemos hacer. Ero requiere trabajo en red, generosidad y conocimiento de uno mismo.

Gracias por pasarte por aquí y un saludo

jordigraells dijo...

Im-pressionant!!!

El somni fet realitat!

Odilas dijo...

Gracies Jordi!. El sommni es trobar a tanta gent disposada a fer-ho realitat.
Seguim ;-)