lunes, 30 de marzo de 2009

Afilando los lápices

Un poco aturdida por el cambio horario, me solidarizo con Miquel, aunque sólo sea para tomarme con el humor que le caracteriza, el insomnio que presiento esta noche.

Es también noche de reflexión. Mañana empiezo un proyecto. Un proyecto de esos que son como una gran ola, de esos que te asusta tanto perder como ganar. Y por aquello de “ten cuidado con lo que deseas”, pues adjudicado.
Así que voy a surfear durante unos meses a lomos de esta aventura.


Ha sido un proceso típico de conversaciones previas, esbozos, enfoques, propuesta formal, defensa y por fin un correo aceptando la oferta y final cordial de “bienvenida a la casa”. Una casa grande, abrumadora para una artesana, pero no imposible para una soñadora enredada.


He compartido con el cliente, no sólo la propuesta del proyecto, sino la idea, a priori desconcertante (están, acostumbrados a grandes empresas proveedoras), de que la consultoria artesana en Red, puede cristalizarse en torno a proyectos, con la misma eficacia que las organizaciones tradicionales.


Les reconozco la valentía. Pero también la pericia de buscar propuestas alternativas para llevar a cabo una revolución interna:
Quieren transformar un modelo de servicios basado en la producción por otro basado en la gestión del conocimiento.
Quieren definir flujos por los que circule el saber individual para convertirlo en capital colectivo, evidentemente, económico.
Quieren sintetizar el conocimiento disperso en la organización en activos tangibles.
Pero habrá que acercarse más para entender qué quieren y sobretodo, qué necesitan.


Es un gran proyecto, pero como siempre recomienda mi colega mkl, la primera fase es modesta, asumible, necesaria para ver si nos entendemos, si somos capaces de conceptualizar juntos una estrategia, de definir los objetivos reales y de identificar las barreras, los límites y los recursos de que disponemos.

Esta noche de insomnio me siento como una niña ante su primer día de clase. Afilando los lápices, preparando la cartera, y repasando los libros de texto, antes de abandonarse a la vorágine de los plazos pactados, de sumergirme en el delirio de autoexigencia, y de entregarme a una nueva oportunidad de aprender, compartir y crear.

14 comentarios:

cumClavis dijo...

Ante tal preparación y conciencia de la importancia de la empresa que te propones, no me cabe ninguna duda de quien va a ganar el campo al final de esta batalla Que tengas un buen día!!

Alberto Barbero dijo...

¡Enhorabuena por vender la idea de la consultoría artesana en red!

...aunque probablemente coincidamos en que en el fondo siempre se dan los proyectos a las personas que nos dan confianza y no a las organizaciones que llevan por detrás...

En cualquier caso, te ofrezco mi modesto feedback para lo que quieras.

¡Mucha suerte!

Gemma Urgell dijo...

Que tinguis molta sort en aquesta mena de primer dia al cole ;)

tic616 dijo...

Felicidades. Pinta muy interesante. Que lo disfrutes y cuenta lo que puedas...

Odilas dijo...

Iré contando lo que pueda, sí.
Tienes razón Alberto, se vende y se compra por confianza, clarísimo.
De hecho mis formas no han sido muy distintas a cuando trabajaba para una gran empresa. Y tanto entonces cómo ahora, la clave para el éxito o el desencuentro es absolutamente personal.
Lo que pasa es que me ha parecido magia, ir sola y vivir un proceso así de principio a fin, sin la cobertura corporativa a la que estaba acostumbrada.
Curioso y esperanzador.

Jesus M dijo...

Que tengas mucha suerte. Empresa así las necesitamos, y el reto que tienes es interesante. Te seguiremos.

Odilas dijo...

Gracias Jesús. LA compañía hace que todo parezca posible.

virgili dijo...

Felicidades Odilas! Ahora ya has visto el poder de ser tu propia marca. Y eres otro ejemplo que pone en evidencia la contradicción en la necesidad de sentirnos arropados por esa cobertura corporativa que comentas, cuando quizás, en muchas ocasiones, quienes deberían sentirse arropadas son "las corporaciones" por la cobertura que les dan las personas que viven en ellas. Y también felicidades por conseguir que el proyecto sea en Red. Eso hace tu éxito mayor.

Odilas dijo...

El poder y el vértigo ;-)!.
Buena reflexión sobre esa contradicción, es así.
Gracias por la felicitación, pero yo no estoy feliz hasta que acabe y salga bien.
Te llamo un día de estos y hablamos.
Un abrazo.

Eba dijo...

Felicidades Odilas. Claramente has conseguido que tu cliente salga de su zona de confort, del apostar por grandes empresas proveedoras a una consultora artesana, que seguro los va a saber acompañar en su crecimiento como organización.

Iñaki dijo...

Por la experiencia que tengo con las grandes empresas proveedoras de consultoría y por lo que te llevo leyendo, estoy seguro de que tu cliente no se va a arrepentir de esta decisión.

Pero sí, siempre es bueno llevar los lápices afilados. ¡Que vaya bonito!

Odilas dijo...

De eso se traba Eba, espero que sea una relación fructífera para todas las partes, empiezo con ilusió y con un poco de orgullo que intento que no me despiste. Gracias por pasarte por aquí y compartir este momento.

Buff, Iñaki, gracias por la confianza. Viniendo de ti, es un chute de ánimo.
Un abrazo

lboisset dijo...

@odilas Qué envidia! Enhorabuena! No puedo decir nada que no hayan dicho tan solo suscribir a tic616: ¡Cuéntanoslo todo! Bueno lo que puedas. Ese cambio que busca la empresa me tiene "loco".

Odilas dijo...

Gracias Ibosset. Lo contaré. Lo haré con discreción, porque que por aquí seamos muy open no obliga a los que se relacionan con nosotros a tener qu serlo. Me pasa con amigos y por supuesto con clientes.

Pero lo que represente la experiencia para mi y el conocimiento genérico que de ella se extraiga, contad con ello.

PEro no seamos tan optimistas, el mundo se cambia pasito a pasito y este es uno más. No me envidies please!, ni que sea sana ;-)