miércoles, 11 de junio de 2008

¿65 horas? Ni de coña

Me sumo a la campaña en contra del acuerdo de los ministros de trabajo europeos a cerca de elevar la jornada laboral semanal máxima hasta las 60/65 horas.

Un amigo me decía el otro día que tengo demasiados frentes abiertos, así que no va de uno.  Está todo dicho y el hecho es que en los últimos días reflexiono mucho (demasiado) sobre algunas involuciones. Hay momentos en que cuesta ver con optimismo a dónde vamos. Y hay veces que cuesta decidir si lo que conduce nuestras conciencias es mala leche o simplemente estupidez (Maldad o Ignorancia patológica...no sé que me da más miedo).

Alorza propone la quema virtual de banderas. aunque Morgana, siempre eficaz, propone " la quema directa de los parlamentarios europeos que voten esa propuesta". Salto al blog de César Calderón (en el grupo de facebook que administra en torno a esta actividad hay en estos momentos 603 personas) dónde encuentro la lista de acciones de protesta, que estoy siguiendo en estos momentos. 

Morgana, antes de retirarse a una comuna hippie sugiere una contrainiciativa: "Por la jornada laboral máxima semanal del 10 horas". que Rosa Cobos referencia y apoya desde su blog. Me siento especialmente identificada con las dos.

En  K-government, Gabiotillo nos recuerda "Que no se nos olvide en las elecciones del año que viene!! Ni un voto activo ni pasivo a los parlamentarios europeos y partidos que apoyen esta propuesta. Junto al vídeo de la quema de banderas y el logo, propongo himno. Esta canción de “The Style Council” de 1980 y tantos contra el Thatcherismo imperante en aquella época en UK (el mismo que hoy se disfraza de laborismo). Las murallas deben ser derribadas", poniendo música de fondo a este sinsentido.
y Reven nos facilita la faena con la lista de los correos de los eurodiputados "para que la gente no tenga que partirse la cabeza copiándolos uno por uno"

En fin, desde aquí mi granito de arena para sumarme a la fiesta de todos los que quieren y creen en un mundo mejor. "We can".

6 comentarios:

Anónimo dijo...

En el año 2000, Francia estrenó la semana laboral de 35 horas.

Hoy hemos perdido su apoyo contra el tiempo de trabajo de 60/65 h.

Estamos perdiendo aliados.

Volvemos a la tiranía de la mayoría.

Han pasado 25 años desde que se aprobó la jornada de 40 horas semanales. Hasta hace poco lo veía lejano (sobretodo porque aun me quedaban un par de años por nacer) hoy ya no lo siento así.

Después de seis intentos fallidos siguen intentándolo, espero que esta vez sea el séptimo intento fallido.


Cada dia lo tengo más claro, "Cuanto más tengo, más quiero"


NO A LAS 60/65


Odilas, We can do it!!!



SAFO

Senior Manager dijo...

La verdad es que no sé a quien se le ocurre tal barbaridad en tiempos de teletrabajo y conciliación laboral, en breve me uno a la campaña...
WE CAN
Saludos
SM

rosacobos dijo...

Esta decisión europarlamentaria supone un recorte social de gran magnitud. Pero creo que esto solo puede ser la punta del iceberg. Si no nos movilizamos pueden venir más recortes de tipo social.

A pesar de ser esta una noticia grave para toda la población activa, me sorprende el poco eco social que ha tenido. Es curioso, pero muchos de mis compañeros de trabajo no sabían nada. ¿Qué ocurre con los medios?.

Por eso, aprovecho para lanzar desde aquí un ¡olé a la blogosfera pública!

Odilas dijo...

Rosa, bienvenida a este espacio. Orgullosa de recoger ese olé y pensar que formamos parte de una sociedad que encontrará los canales más adecuados para alzar la voz y construir la sociedad que queremos "para los hijos de nuestros hijos" que dice el anuncio.

Senior, a mi también se me pasó por la cabeza esa paradoja. Tiene gracia si no fuera porque no tiene ninguna.

SAFO, el mundo es inestable como el "líquido" y como dice su autor, "los éxitos pretéritos no garantizan beneficios futuros". ES lo que hay. No se puede bajar la guardia.

Morgana dijo...

Hombre Rosa... punta del iceberg? Se puede ir mucho más lejos en los recortes sociales? No me da la imaginación para tanto. Cierto es que jamás hubiera imaginado que pudiera siquiera en bromas plantearse algo asi. Tan inaudito me parece como que se plantease reinstaurar la compra y venta de seres humanos. Asi que cualquiera sabe

rosacobos dijo...

Morgana, es que ya me espero cualquier cosa.

Tengo miedo porque me parece que se nos viene abajo esta sociedad del bienestar (o semi-bienestar) y creo que sí, que puede haber aún más recortes. Es muy fuerte lo de las 65 horas, porque podrían haber empezado por algo más suave; pero no, han pisado a fondo el acelerador y nos van a despeñar.